En lo que acabó el corredor transoceánico patito: se desaparecen defraudadores

En lo que acabó el corredor transoceánico patito: se desaparecen defraudadores

COLUMNASINNOMBRE

Pablo Jair Ortega

+ Presentan la Cumbre Tajín en Los Pinos, este martes.

+ Como el aeropuerto de Texcoco, así la ampliación del puerto.

+ Se pitorrea Cuitláhuac de Dante, Julen, Héctor, Pepe, Indira y anexas.

Nomás se andan confeccionando chaquetas…

Era puro cartucho quemado en Plaza Lerdo y lo saben…

–Chopenjawer

En esta columna se ha venido dando seguimiento desde el año pasado a un grupo de defraudadores que estuvieron (al parecer, todavía siguen haciéndolo) estafando a alcaldes de municipios indígenas del sureste del país, a obreros desempleados, a pequeños constructores sin obra y todo aquel que se dejara engañar con el pretexto de que tenían la concesión para construir el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

Encabezados por una persona de nombre Teófilo Tufik –que se dice ingeniero– anduvieron desde hace algunos meses visitando lugares, personajes políticos y hasta comprando espacios en medios de comunicación para hablar de un proyecto que no tenía pies ni cabeza, pero que vendían diciendo que tenía toda la bendición del presidente Andrés Manuel López Obrador.

A través de una «donación» a una asociación civil cristiana, los incautos daban fuertes sumas a cambio de supuestos «tramos» de obra prometidos y que nunca llegaron a darse… porque nunca existieron.

Es sabido que uno de los dirigentes de dicha asociación cristiana, llamado Daniel «N», fue detenido en diciembre del año pasado acusado de pertenecer a una banda de secuestradores que operaba en el sur de Veracruz; algunos de los estafados señalan al mismo personaje como el tesorero y cerebro financiero de la empresa “Bufete Peninsular”, la supuestamente encargada de la obra.

Al darse a conocer en esta columna dicho fraude, los directivos de la empresa “Bufete Peninsular” primero trataron de deslindarse diciendo a sus “clientes” (entiéndase, víctimas) que no era el proyecto de gobierno que estaba haciéndose en el Istmo de Tehuantepec, sino que era otro similar y que estaba por arrancar; que ya no tardaban en darse el banderazo.

De entre las jaladas que se decían de dicho proyecto, destacaban la realización de un megaaeropuerto en el Uxpanapa y un puerto con 60 muelles en Villa Allende.

Se sabe que las autoridades —entre ellos, la Secretaría de Marina— comenzaron a tener conocimiento de este fraude y comenzaron las investigaciones. Los defraudadores incluso trataron de seguir engañando diciendo que tenían acercamientos con la Presidencia y hasta con gobernadores como el de Tabasco, con quien lograron tomarse una foto usando como punta de lanza a una señora que supuestamente es prima del presidente López Obrador.

Apenas el pasado octubre trataron de hacer lo mismo en Xalapa, intentando colarse a Palacio de Gobierno para tomarse una foto con el gobernador Cuitláhuac con el pretexto de que venía a visitarlo la doñita, pero fueron rechazados y bateados a la gaver.

Otros engañados fueron expolicías federales a quien engatusó un excomandante llamado David Castro Carrera, apodado “Lobo» (fallido aspirante a director de Tránsito Estatal y excandidato a diputado federal por el partido “Podemos” en Huatusco) diciéndoles que los iba a coordinar como parte de la seguridad física de dicho proyecto, lo que entusiasmó a muchos exoficiales que viven en el semiretiro y esperaban esta oportunidad para mostrar sus capacidades, pero «Lobo» solamente los engañó. No sólo eso, sino que también les pidió dinero supuestamente para hacer gestiones y les mandaba fotografías de que ya tenían hasta un helicóptero artillado listo, lo que levantó las suspicacias de los policías pues saben que eso solamente lo usan las fuerzas armadas.

Ahora se sabe que el famoso «Comandante Lobo» ya no les contesta ni los mensajes ni las llamadas a sus compañeros y simplemente se desapareció. Como pitorreo al proyecto que nunca existió, los expolicías federales andan diciendo que ya les autorizaron poner un Oxxo adentro de Palacio Nacional, que ya hablaron con el dueño de Femsa y les dijo que sí, pero que todos debían entrarle con 20 mil pesos de entrada para armar la cooperativa: lo mismo que les estaba diciendo “Lobo” para pedirles dinero.

Hace poco, el 18 de enero, «Bufete Peninsular» envió una carta  a sus «clientes» (de la que este autor tiene una copia) titulada «Informe del estatus del Proyecto Milenio Interoceánico General Porfirio Díaz», diciendo que andaban «retrasados» porque se habían atravesado las festividades de diciembre y por los problemas de salud del presidente López Obrador, pero que ya estaban a punto de tener una reunión con el mandatario nacional para que les diera fecha de arranque… a medio sexenio.

Más adelante, dice a la letra: “Cabe mencionar que una vez se de (sic) la entrevista con el presidente se empezaran (sic) de inmediato los inicios de obras, ya con los contratos establecidos”, lo que quiere decir que sí tienen todavía a gente engañada con el cuento del Corredor Transístmico «Patito».

¿A cuánta gente habrán engañado estos defraudadores? ¿Cuánto dinero habrán recolectado disque para gestiones? Hasta el momento se desconoce si hay una denuncia oficial en su contra, pero ya han ido cayendo los cabecillas y algunos emprendieron la graciosa huida luego de usar un magno proyecto del gobierno para engañar.

Por cierto, el Corredor Interocéanico oficial tiene sus propias broncas. Nadie dijo que iba a ser fácil, pero la verdad es que una región como el Istmo de Tehuantepec es complicada en lo político y en el tema de seguridad, y eso parece que no lo sabían allá en Palacio Nacional; por eso mejor prefieren no hacer tanto ruido del asunto, especialmente cuando tienen encima plazos autoimpuestos para la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto Felipe Ángeles y el Tren Maya.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Este martes, a las 12 del día, en lo que fue la residencia oficial de Los Pinos (hoy centro cultural, allá en la CDMX) se hará la presentación del Festival Cumbre Tajín 2022. Precisamente este lunes fue reabierta la zona arqueológica que se mantuvo casi 30 meses cerrada por la pandemia, afectando gravemente a la economía de la zona. Urge reactivar económicamente a esa región papanteca, pero sobre todo que no pase desapercibido como las fiestas de Tlacotalpan.

OTRA NOTA: Lo que reveló este lunes el periódico La Jornada es que finalmente otro de los magnos proyectos del pasado sexenio (como el aeropuerto de Texcoco) queda suspendido hasta nuevo aviso porque están esperando nuevos estudios para ver si no afecta a la parte ambiental. Se trata de la ampliación del puerto de Veracruz, que se manejó en su momento como uno de los más ambiciosos y de mayor envergadura para el estado, porque ampliaría su capacidad de recepción de buques de carga… Finalmente, como el «pollo rostizado», el proyecto hizo agua.

LA ÚLTIMA PORQUE TOCA MADRUGAR EN EL FRÍO: El gobernador Cuitláhuac García hizo un pitorreo de la «manifestación» y «movilización» de «ciudadanos» que se hizo el sábado en la Plaza Lerdo, que no era otra más que una reunión de viejos políticos harto conocidos (algunos ni en su partido los quieren)… Engañándose a sí mismos, quisieron vender como movimiento civil algo que es solamente un grupo de veteranos políticos que ya están en el otoño de sus carreras políticas, alejados del poder y del presupuesto, y no por nada el mandatario estatal les dijo y les ardió como chile en el fundillo: “Veo más gente en la cola de las tortillas”.

@pablojair

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Leer también x

A %d blogueros les gusta esto: