Integrantes de organizaciones civiles se pronuncian a favor de la mujer y de la vida

Integrantes de organizaciones civiles se pronuncian a favor de la mujer y de la vida
  • Se manifestaron contra la despenalización del aborto, que fue aprobada por once magistrados.
  • Demandarán ante el Congreso de la Unión, se revoque el dictamen anticonstitucional de la SCJN.

Por Andrés Rodríguez Cabrera

Minatitlán, Ver., 03 de octubre de 2021.- Alrededor de 200 personas realizaron un plantón y pronunciamientos en el Parque Independencia de la ciudad este sábado, de las 16:00 a las 18:15 h; manifestándose a favor de la mujer y de la vida, y contra la despenalización del aborto que aprobaron once magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El coordinador del evento, Jesús Armando Blas Martínez, declaró que ese mismo día, y por motivos similares, también se pronunciaron inconformes habitantes de Coatzacoalcos, Las Choapas y Agua Dulce.

Aunque pertenecen a diversas asociaciones civiles y credos, Jesús Armando Blas aclaró que el plantón y pronunciamientos no tienen ningún tinte político ni religioso, solo los une la defensa por la vida, la mujer y la familia, “tan es así, que realizamos el evento con todo el protocolo que exige la COVID-19; como es mantener la sana distancia, uso de gel, sanitizante y cubre boca”, indicó.

Dijo que están contra la despenalización del aborto que aprobaron once magistrados el 7 del presente mes, y por diversos medios comunicarán a la sociedad en general que la Suprema Corte los arrasó y dejó desprotegidos al quedar aprobada también en el estado de Veracruz. “Pero, nuestros abogados, de manera pacífica y legal, demandarán esta injusticia en coordinación con su organización +Vida+Familia, que a nivel estatal ahora representa Eduardo Arturo Segovia Jaimes”.

Al hacer uso de la voz, Vanesa Rubí Sánchez expuso que once togas decidieron imponer la condena de muerte a inocentes, siendo que la vida debe protegerse. Como mujer, dijo, me niego a aceptar este dictamen, pues se ha violentado el derecho más básico que puede tener todo ser humano; (que es) el derecho a la vida.

El Estado ha decidido dejar de cuidar a los ciudadanos para dejarlos a merced de la violencia, expresó, y esto se habrá de convertir en un Estado fallido. “Los jóvenes de Veracruz no queremos una imposición para condenar a nuestros hijos, queremos libertad para formar una familia, para que nuestros hijos crezcan en un ambiente de paz, y en una cultura que proteja nuestras vidas desde la concepción hasta la muerte natural”.

Un supuesto derecho que, en vez de beneficiarnos, es el comienzo de una tiranía que condenará a los jóvenes al fracaso y a la muerte, abundó. Por eso, hoy les exigimos al gobierno del estado, al Congreso Local de Veracruz, al Congreso de la Unión y a nuestros representantes que se revoquen el dictamen con que la Suprema Corte condenó a México, enfatizó, y que se legislen leyes en beneficio de la juventud, de las mujeres jóvenes embarazadas, de las familias jóvenes y de nuestros hijos. “Porque como jóvenes hemos de ser escuchados, y eso significa que nos respeten nuestros derechos a la vida, a la supervivencia y al desarrollo, a la identidad y el derecho a vivir en familia”.

“Hoy soy la voz de los que no tienen voz, hoy me manifiesto por aquellos que no tendrán la oportunidad de hacerlo, hoy me planto aquí para los hombres y mujeres que no dejaron ni dejarán nacer. Hoy por la justicia, por la libertad, por la familia y por la vida; porque a mí, al igual que al niño por nacer, nos late el corazón”, concluyó.

En el intermedio de la participación de los ponentes, jóvenes y adultos vitorearon las consignas:

Si a la vida, si a la vida, un aplauso a la vida.

Me late el corazón, desde la concepción,

Si tu discurso niega la ciencia, no es progreso es decadencia

Papá es mi súper héroe, hoy viene a defenderme

Mamá es mi protectora, y hoy viene echando porras

De norte a sur, de este a oeste, defenderemos la vida cueste lo que cueste

Si a la vida, viva la mujer, vivan nuestros hijos, viva la juventud, viva México, viva Veracruz, viva Minatitlán

Por su parte, Mónica Mendoza Martínez, al exponer sobre la diferencia que existe entre el aborto voluntario y el aborto involuntario, dijo que el segundo sucede por alguna causa externa a la conciencia de la mujer; “donde se pierde al bebé por accidente o por razones fisiológicas”.

En esos casos, también hay consecuencias psicológicas que le llaman síndrome post aborto, que es el dolor de aquella mujer que decidió por su propia conciencia ir al sanatorio, añadió. “Para todas aquellas mujeres que están considerando hoy en día no ser madres, para todas aquellas chicas y mujeres con pañuelos verdes que promueven el aborto, tienen que saber que las consecuencias de un aborto provocado son muy graves; (como son las) consecuencias psicológicas, físicas y espirituales”.

“En las consecuencias físicas se puede tener hemorragias, infecciones y perder la vida. Las consecuencias psicológicas son las de tener pesadillas, sueñan con bebés, sufren a lo largo de su vida con esa conciencia de haber matado a su bebé en su vientre”, especificó.

Exhortó a los presentes a defender la vida, y que, si se encuentran con las pro abortistas, les digan que “lo que promueven es dolor, que promueven muerte”.

En ciudad de México tiene más de quince años que se legalizó abortar hasta las doce semanas, afirmó, y que muchos legisladores se niegan a aceptar que un bebé así ya está formado con corazón y demás órganos; “y ellos no son nadie para decidir quién vive y quién muere”.

Recordó que en Veracruz miles de personas firmaron para que en el artículo cuarto de la Constitución Estatal se defendiera la vida, hace más de cinco años, y hoy se está violando el derecho de los veracruzanos que con mucho esfuerzo lograron esas firmas y se presentaron ante el Congreso, “y hoy en día, los magistrados de un plumazo las desaparecieron; así que, apoyemos las campañas para que a los magistrados se les lleve a juicio político”.

Nosotros no estamos en contra de los derechos de la mujer, aclaró, sino que se está convocando para defender los derechos de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural.

Catalina Ivette Hernández Farfán dijo que, al estar próxima a graduarse como enfermera, sus maestros le han enseñado a tener amor por el prójimo, entrega y brindar un servicio humanizado; así como valorar y salvaguardar la vida, sin lastimar a sus pacientes.

Hoy en día, que tanto se escucha sobre arriesgar el valor, el cuidado y la protección de la mujer, expresó que le alegra porque ven en hospitales a tantas mujeres que luchan contra el cáncer de mama o cervicouterino, o a sobrevivientes de maltrato intrafamiliar. “Pero también vemos a mujeres que mueren de sus partos por no tener servicio médico”, evidenció.

Dijo que es absurdo hacer creer que un embarazo puede arruinar la vida de la mujer, y de forma ridícula y perversa pretenden darle una supuesta solución con un aborto, como si eso no fuera atacar a la mujer. “Hoy la mujer no necesita un aborto legal, sino servicio médico y mayores recursos para quienes enfrentan una enfermedad como el cáncer. (…). Hoy la mujer necesita el decidir ser madre, que le provean de apoyo y servicio médico gratuito, para ella y su bebé; y no que se le quiera dar un supuesto apoyo si decide abortar”, recalcó.

Estoy por graduarme, reiteró, y me encuentro con que a médicos y enfermeras nos quieren obligar a asistir el aborto, eso no es justo porque yo estudio para ser enfermera que cuide y proteja la vida; “yo me formo para brindar bienestar a la mujer, no para destruirla”, insistió.

Yo estoy a favor de que médicos y enfermeras tengamos la libertad de expresión de conciencia, yo estoy y siempre estaré a favor de la mujer y de la vida, concluyó.

En su segunda exposición, Mónica Mendoza, al mostrar figuras que representaban fetos, desde la gestación hasta el nacimiento del niño, lamentó que el mismo hoy no tenga voz ni voto; “(es decir), no tiene derecho a nada porque es brutalmente asesinado”, puntualizó.   

Los ministros, diputados (locales), legisladores (federales) y senadores viven en la ignorancia, reprochó, porque estudios científicos de Oxford han declarado que un bebé de dieciséis días de formación ya tiene un corazón que late.

Y finalizó su exposición al insistir: “Un ser humano tiene una sola identidad, única e irrepetible ADN. En primaria lo vimos, pero hoy nuestros diputados, nuestros senadores, nuestros magistrados son más ignorantes que un niño de primaria; por qué, porque no reconocen la vida”.

Al aludir la inconstitucionalidad de la Suprema Corte, Edgar Figueroa Mayo aseguró que el pretendido derecho al aborto no existe a nivel internacional ni en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Es anticonstitucional criminalizar el aborto de manera absoluta, reiteró, y se pronunció a favor de garantizar el derecho de las mujeres gestantes a decidir y enfrentar consecuencias penales.

Respecto a la invalidez del artículo 196 del Código Penal de Coahuila, que establecía el delito del aborto, procurado o consentido, expuso que el nueve de septiembre de 2021 la Corté también invalidó la porción normativa del artículo 4 bis, fracción I, de la Constitución del Estado de Sinaloa; “que establecía la tutela del derecho a la vida, desde el momento en que un individuo es concebido bajo la protección de la ley correspondiente, y hasta la muerte.

La resolución del 20 de septiembre de 2021, declara la invalidez del artículo 10 bis de la Ley General de Salud que protege la objeción de conciencia de los profesionales de la Salud, dijo, y exhorta a los legisladores federales a modificar el artículo bajo el criterio de que en el reconocimiento del derecho a la interrupción del embarazo no pueda quedar obstaculizado por el beneficio de la objeción de conciencia; al afirmar que la Suprema Corte fundamentó su argumentación en más criterios ideológicos que jurídicos.

Hay una segunda acción errónea, aseguró, (porque) la corte basa sus resoluciones ignorando la ideología en contradicción con la ciencia. Hoy la ciencia permite demostrar objetivamente, y sin lugar a dudas, cuando empieza la vida humana con los actuales conocimientos genéticos sobre el estado biológico del embrión, insistió.

La corte desconoce el derecho a la vida contradiciendo tratados internacionales, la constitución, la Convención sobre los Derechos del Niño que rige en México desde 1991, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos vigentes en México desde 1981, la declaración universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos de la UNESCO, la Convención Americana de Derechos Humanos, entre otros, abundó.

La sentencia de la corte no obliga a los ejecutivos ni legislativos locales, dijo, así que las legislaturas locales pueden funcionar como contrapesos, o incluso como freno ante las decisiones ideológicas que pretenden imponer desde el centro del país.

En su intervención, la también coordinadora regional de +Vida+Familia Cynthia Sánchez Pérez, dijo que, como sociedad civil organizada, se manifiestan a favor de la vida desde la fecundación hasta la muerte, porque se ha violentado la Constitución del Estado de Veracruz, donde la Suprema Corte usurpó el poder legislativo; y exigen que la Cámara de Diputados revoque la sentencia emitida el siete de septiembre de 2021.

Al declararse inconstitucional la criminalización del aborto, dijo que deja fuera a 110 hombres que estaban pagando esa pena por hacer abortos clandestinos, y a 4 mujeres por el mismo delito; “mujeres que no abortaron, sino que hicieron que otras abortaran”, aclaró Cynthia Sánchez.

Además de la moderadora del evento Verónica Blas Toledo, también participaron Irma Martínez Robles, Mayra Sánchez, Arturo Mateo, entre otros integrantes de la sociedad civil no menos importantes.

Se hace notar que, diversas sociedades civiles, secundadas también por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), este día participaron en una marcha desde el Auditorio Nacional al Ángel de la Independencia de ciudad de México, a favor de la mujer y de la vida humana, y promovida por el papa Francisco; «basada en el amor, en el diálogo y que exigió un comportamiento intachable, pacífico, respetuoso y libre de cualquier forma de violencia (a personas, instituciones o patrimonio púbico», tal y como indicaba la invitación al evento.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Leer también x

A %d blogueros les gusta esto: